INVESTIGA

Ingrese a este vinculo y conozca los términos de esta proposición educativa que reune la opinion de gente común y que esta alejada del negocio educativo

Anuncios
Publicado en Compartiendo. Etiquetas: . Leave a Comment »

Consideraciones sobre el apego, los afectos y la regulación afectiva

André Sassenfeld J.

La expresión emocional del individuo es capaz de evocar estados afectivos y conductas en los demás. Este proceso relacional adquiere especial relevancia en el contexto del vínculo temprano entre cuidador y niño, algo que ya Darwin (1872) había insinuado en su estudio clásico sobre la expresión afectiva. Bowlby elaboró las intuiciones originales de Darwin y, de acuerdo a Diamond y Marrone (2003), su teoría del apego es también una teoría de los afectos. En efecto, la teoría del apego se ocupa de la emoción en sí misma (Lay et al., 1995).
“Para la teoría del apego, los afectos ocupan un lugar central porque la relación de apego entre infante y cuidador es, en sí misma, un lazo afectivo” (Fonagy et al., 2002, p. 95) −la comunicación emocional se encuentra en el corazón del apego y, más específicamente, los distintos estilos clasificados de apego están caracterizados por patrones distintivos de comunicación emocional (Siegel, 2001) y emociones específicas (Mikulincer & Shaver, 2005). Para Bowlby, muchas de las emociones humanas más intensas y significativas tienen sus raíces en el fenómeno del apego y están ligadas a sucesos vinculares importantes para el apego, como la separación del niño respecto del cuidador o la reunión con este. Bowlby creía que la mayoría de las emociones son activadas o suscitadas por experiencias interpersonales concretas con figuras afectivamente relevantes. Además, al mismo tiempo, puede suponerse que el sistema relacional del apego organiza las experiencias y los estados emocionales de cuidador e infante (Krueger, 2002).

Para leer más

Publicado en Compartiendo. Etiquetas: . 1 Comment »

El psicólogo, ausente en las escuelas

“Por eso, no es extraño que esto aparezca en el ámbito de la escuela. La escalada de violencia e inseguridad que por estos días vive la sociedad es cada vez mayor, y como la escuela sigue siendo un espacio de contención, los chicos perciben que es ahí donde alguien los va a escuchar. Pese a la falta de presupuesto, al déficit de capacitación de los docentes, la escuela sigue siendo un referente social. En ese sentido, no ha habido una decisión política e ideológica por parte de los últimos gobiernos, sobre todo, no han comprendido la necesidad de equipar a las escuelas de profesionales y equipos técnicos para ayudar a los docentes a advertir estos indicadores. Todos destacaron la conducta de este chico: tímido, apocado, solitario, callado. Pero quienes nos dedicamos a la salud mental, sabemos que ese rasgo denota alguna patología mental que puede tratarse, y prevenir trastornos mayores”, agregó Osorio.

Lee el resto de esta entrada »

Factores de Riesgo Suicida en la Niñez

El conocimiento de los factores de riesgo que predisponen la aparición de determinada condición mórbida es una estrategia válida para su prevención. Este principio es aplicable a la conducta suicida.

Ante todo hay que considerar que los factores de riesgo suicida son individuales, pues lo que para algunos es un elemento de riesgo, para otros puede no representar problema alguno. Además de individuales son generacionales, ya que los factores de riesgo en la niñez pueden no serlo en la adolescencia, la adultez o la vejez. Por otra parte son genéricos, ya que la mujer tendrá factores de riesgo privativos de su condición y así también lo será para el hombre. Por último, están condicionados culturalmente, pues los factores de riesgo suicida de determinadas culturas pueden no serlo para otras.

Lee el resto de esta entrada »