Homeschooling – Pablo Molina

El Homeschooling es una alternativa, no sólo válida sino quizás la única pertinente frente a una educación pública masificada, inoperante, embrutecedora, diseñada por pedagogos que juegan a ingenieros sociales y dispensada por legiones de profesores apáticos, que se limitan a cubrir el expediente mal que bien durante las ventanas de lucidez que les permiten los ansiolíticos.

Su nacimiento ha de interpretarse no sólo como parte del proceso natural de evolución de los sistemas educativos, que también, sino especialmente como un mecanismo de autodefensa al que los padres se ven abocados frente a un modelo estatal en manos de la izquierda, que ha transformado el concepto de educación, basado tradicionalmente en la transmisión de conocimientos y de un determinado legado moral y religioso, en un fiero crisol con el que manipular las conciencias de la futura población adulta según la agenda política marxista.

La puesta en marcha de grupos de Homeschooling en España, aunque sea de forma testimonial al principio, es un elemento esencial para lanzar al debate público la cuestión vital de la manipulación educativa a la que el Estado somete inevitablemente a la población. Actualmente, la decisión del sesgo ético, moral e ideológico de la educación la toman exclusivamente los burócratas. Así, el dilema entre una educación más tradicional o más progresista, más propensa a la libre empresa o más al socialismo, más competitiva o más igualitaria, más religiosa o más laica, o incluso el grado elegido entre todas estas y muchas más opciones es resuelto exclusivamente por los agentes estatales. Lo sustancial es que cualquier decisión que adopten, aún si ésta cuenta con la aprobación mayoritaria de la sociedad, será terriblemente injusta para una porción de padres más o menos significativa, a quienes se estará privando de su derecho a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos. Esta actitud refractaria a la imposición estatal de modelos educativos es válida para cualquier segmento del espectro ideológico, pues igual que habrá padres que justifiquen su exclusión voluntaria del sistema educativo público por exigir para sus niños de una educación de marcado acento religioso, habrá muchos otros que pretendan para sus hijos una educación según los patrones de la ortodoxia marxista, otros con pretensiones centradas en el ecologismo militante, el naturalismo primitivista, el pacifismo filantrópico o cualquier otra.

En realidad, si en vez de confiar la educación a los burócratas se deja a cientos de miles de particulares la iniciativa de crear currículos, seleccionar material educativo y explorar e innovar en la mejor forma de educar, poniendo en el centro de todo al niño y su desarrollo sin afanes igualitaristas o de reformismo social, la diferencia de resultados llegará a ser impresionante[11] ya desde el principio, como se ha demostrado en los países que se han atrevido a dar este paso.

La estrategia, por tanto, ha de consistir en que los políticos se vean obligados por la demanda social a facilitar la salida del sistema público a todos los padres que lo deseen, comprometiéndose a respetar la voluntad paterna hasta sus últimas consecuencias a través de la autorización del Homeschooling, de la implantación del cheque escolar (vital para que los padres con escasos medios económicos puedan utilizar la enseñanza privada) hasta asumir finalmente la esencia de la educación como un asunto de exclusiva responsabilidad familiar, no estatal. Con estas facilidades de elección, que además beneficiarán en primer lugar a las familias con menor poder adquisitivo, procedentes de los suburbios y zonas más deprimidas, el sistema público de educación tal y como lo conocemos irá perdiendo “clientes”, pues habrá de competir en plano de igualdad con modelos educativos ajenos al Estado, que ofrecen un producto de mayor calidad, hasta acabar implosionando por su propia y mastodóntica ineficacia.

Sin embargo esto último no es lo más importante. Lo sustantivo es finalmente hacer efectivo el derecho inviolable de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, sin que la coacción estatal les obligue a financiar un sistema público de educación en el que no creen. Y aquellos que quieran seguir uncidos al yugo gubernamental, y con ellos sus hijos (hay gente que vive encantada de su condición servil) siempre podrán seguir disfrutando de una educación pública, pues ésta continuará existiendo previsiblemente, aunque cada vez lo haga de manera más marginal.

Anuncios

4 comentarios to “Homeschooling – Pablo Molina”

  1. Claudio Says:

    Estoy completamente de acuerdo con lo expresado por Pablo. La educación en Chile está virtualmente colapsada. El estado está más preocupado de promover dudosos “valores” que de centrar la educación en los alumnos para lograr niveles educativos mínimamente aceptables. Quienes dirigen los destinos de la educación son una horda de ganapanes demagogos hechos los “sociólogos”. Un asco.

    Ojalá el homeschooling siga en alza. Es la única esperanza para nuestros jóvenes.

  2. Jenin Says:

    Necesito información urgente por favor

  3. Ramon Martinez Says:

    Antes de hacer juicio de valores, ni dar opinion que tal educacion es buena o mala para nuestros hijos, debemos sobre todo evaluar este tema tan importante sin caer en opiniones romanticas. Podemos preguntarnos varias cosas…1-Estoy satisfecho con me educacion publica que recibi..2- fui a la institucion con el nivel adecuado..3- recibi el respaldo o apoyo de mis padres en el hogar.., 1-Que es homeschooling o educ. en la familia… 2-la persona de quien recibire la educ. en familia esta preparada pedagogicamente para enseñar, tiene el nivel de preparacion..3..tendran tiempo mis padres para compartir esa responsabilidad, no es la responsabilidad solo de la madre, vengo cansado(a)…4..hasta donde pueden los padres llegar con esa educ. que preparere a los niños para su desarrollo futuro, sin trauma…5-como seria la sociedad de los niños, interactuar esa bella niñez, 6- su primera educ. base fundamental para su desarrollo intelectual……..Tantas preguntas que deben hacerse..cuidado con tomar esto como la panacea, cuidado con experimentar con la educ. de los niños si no hay un nivel que lo preparen para el futuro…el daño puede ser irreversible……
    Solo una opinion…

  4. fernando Says:

    un colegio virtual wwwyoaprendocl


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: