Facilitador (v) Terapeuta

Muchas de las cosas que una persona nos cuenta; y que escuchamos sin juicios, consejos ni criticas verbales o gestuales deja huellas en nosotros y provoca agotamiento. Una dolor que nos llega y no podemos comunicar esa emoción. La controlamos y puede convertirse en un dolor para nosotros. No vincularse con cada alumno o alumna que nos convierte en su testigo fiel, es difícil y nos lleva a estudiar nuestras propias experiencias.

En el camino humano de reestructurarse y reorganizarse, para ir en ese proceso de adaptación a cada etapa y momento de su vida, se requiere una persona especial que sepa escuchar y guardar.

Muchas veces un docente esta en posición de ser ese testigo, pero no basta con actuar como un abuelo comprensivo, hay que aprender a como tener explicaciones de porque esta actuando de esa manera. Esto sin pretender ser un terapeuta, solo un facilitador.

Solo acercarse al umbral de la puerta de sus emociones, intentar ingresar hay que tener el arte de un terapeuta, para poder saber salir sin daño.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: