Que hace la Escuela

La escuela cumple cabalmente con su objetivo de control social: uniformar el pensamiento y evitar los cuestionamientos fuera de los límites establecidos. El ambiente escolar fomenta el conformismo, la uniformidad, la dependencia, la falta de reflexión, la pasividad y aplana la creatividad. La función superior más estimulada por la escuela tradicional es la memoria – mientras que en el trabajo la más valorada es el juicio – y, salvo en contados casos, se memorizan conceptos y datos inútiles. A muchos no les gusta confrontar esta situación, pero la evidencia ahí está.

Como institución, la escuela está completamente penetrada de la cultura dominante y la reproduce, por lo que es un mal vehículo para promover comportamientos contrarios a aquellos presentes en la sociedad, así sean deseables 6. Sin embargo, si se pasa del terreno de la persuasión al de la coerción, la escuela sí es relevante como aparato doctrinario. Aunque en México el adoctrinamiento escolar es poco practicado – fuera del existente en ciertas escuelas privadas religiosas –, es uno de los ejes que mantienen a la escuela obligatoria como uno de los pilares de los sistemas políticos totalitarios y represivos.

Más allá de cualquier paranoia contra el Estado, el hecho es que la escuela se apropia de los años más importantes del niño. Si a cambio el niño aprendiera y madurara, el trato no sería del todo malo. Sin embargo, la escuela inhibe al aprendizaje, y la disciplina y constricción escolar, el aburrimiento y la actitud de muchos docentes limitan la capacidad de aprender. Al olvidar que los niños son aprendices por naturaleza, la escuela es la justificación institucional para imponer estructuras diseñadas por adultos que asumen saber qué requieren los niños para aprender, y por lo visto suponen que rigidez, monotonía y transmisión vertical del conocimiento son las características requeridas.

La realidad no les da la razón, sin embargo. Abrumar con conocimientos e información conduce a la frustración de los menos capaces y crea una aversión al conocimiento. Las tareas invaden el tiempo libre y contribuyen al sedentarismo, además de ser desmotivantes, aburridas y frecuentemente inútiles. Aun los buenos docentes están limitados por tener que atender a grupos numerosos, donde el más extrovertido o problemático se hace con la mayor parte del tiempo disponible

About these ads

2 comentarios to “Que hace la Escuela”

  1. luder Says:

    hola me parece muy bien todo

  2. franchelis burgos Says:

    me parece bn


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 59 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: